Gimnástica Segoviana CF: Carmona, Silva, Sergi Molina, David López, Chupo, Manu (Hugo Marcos, m.84), Hugo Díaz (De la Mata, m.60), Fer Llorente (Fernán, m.79) Javi Borrego (Merencio, m.79), Plomer (Astray, m.84) y Dani Segovia.

CD Illescas: Christian Gómez, Collazo (Moreno, m.84), Piriti (Jorge, m.46), Ranera, Marvin, Viaña, Simón (Borona, m.46), Martín, Christian, Feria (Molina, m.60) y Mingo (Júnior, m.71).

Gol: 1-0, min 34, Chupo.

Arbitro: Muñoz Blázquez, asistido por Gómez-Landero Ossorio y Aparicio Álvarez. Por parte de los locales, amarilla para Manu y para Piriti por parte visitante.

Incidencias: 3004 espectadores. Antes del partido se rindió un homenaje al exjugador Dani Arribas.

La Gimnástica Segoviana ha logrado ascender a Primera RFEF tras acabar líder del Grupo V de Segunda, en una última jornada de la Liga Regular muy emocionante y en la que los azulgrana no dependían de sí mismos para conseguir el ascenso directo. Pero la de ayer fue una mañana inolvidable, en la que los 3.004 espectadores que llenaron La Albuera vieron y sintieron cómo su equipo ganaba al Illescas (1-0) mientras que el Numancia perdía en Cáceres por 5-0. Todo lo que debía suceder, sucedió, para que la Sego fuera campeona del Grupo V.

Los locales salieron al terreno de juego dispuestos a mantener el balón y a marcar lo antes posible. De esta forma, las ocasiones no tardaron en llegar, siendo la más clara un tiro de Javi Borrego que casi rompe el larguero. También la tuvo Chupo, pero su volea desde fuera del área le salió demasiado torcida y se marchó pegada al palo; así como Dani Segovia, de cabeza. Mientras esto sucedía en el campo, en las gradas de La Albuera se cantaban todos y cada uno de los tantos con los que el Cacereño iba goleando al Numancia, dos marcados en la primera parte y otros tres en la segunda. Pero, si no querían sufrir, el 0-0 no era un buen resultado, así que de nuevo Chupo aprovechó un centro desde la derecha que parecía que se iba a ir por mucho, pero la fe del lateral segoviano hizo que esa pelota le cayera de tal manera que pudiera rematar de cabeza, sorprendiendo a Christian Gómez. Con el 1 a 0 se llegó al final del la primera parte.

Tras el descanso, teniendo en cuenta que el resultado valía para ambos equipos, segovianos e illescanos se repartieron la posesión y evitaron presionar arriba, de manera que dejaron correr el reloj de un partido que estaba visto para sentencia, y cuyo resultado no fue malo para los manchegos, que se libraron de jugar el «play out» al ser el deciomotercer clasificado con mejores números de los cinco grupos.