Un año más el defensa madrileño de 23 años estará a las órdenes del cuerpo técnico azulgrana.

López recaló hace dos años en la Gimnástica proveniente del Alzira. El de Navalcarnero ha sido un jugador importante para los técnicos. Se ha alternado con distintos compañeros en el eje de la zaga, como Javi Marcos, Óscar de Frutos, Abel Pascual o Sergi Molina. Siempre ha destacado por su contundencia y buen trato del balón en la salida del juego.

El defensa asegura encontrarse muy contento de formar parte de la familia gimnástica un año más, “este es el sitio en el que quería estar y quiero agradecer al club que cuente conmigo para esta temporada”.

Por otra parte, de cara a su tercera temporada como azulgrana, López ha destacado lo bonito que es ver como la afición se está volcando, “hay una gran cantidad de socios y eso nos va a ayudar muchísimo y esperamos poder devolver ese apoyo con buenas noticias y grandes éxitos”.