Un empate que sabe a poco

//Un empate que sabe a poco

La Segoviana consiguió un punto en su visita al Bembibre (1-1) en un partido en el que el equipo segoviano mostró dos caras bien distintas. En la primera parte, el despliegue físico local maniató la creación gimnástica, mientras que en la segunda, el equipo visitante hizo valer su calidad y ambición, aunque el mayor número de ocasiones de los segovianos no sirvieron para traerse los puntos hasta la capital del Acueducto.

Manu González innovó en la linea de cuatro con la entrada del polivalente Asier en detrimento de Adri. La baja de Javi Marcos por tarjetas la cubrió Charly, mientras que Anel y Rubén mantuvieron sus habituales posiciones. Las bajas de Calleja y Mika también condicionaron el once segoviano con la entrada de Domingo en el centro del campo e Ivi en vanguardia.

Espoleados por la derrota del jueves ante la Arandina, la Segoviana arrancó con fuerza y a punto estuvo de adelantarse en la primera jugada del partido. Los leoneses, en plena mala racha de resultados, pronto intentaron sorprender a Facundo con varias aproximaciones con peligro. El viento en contra incomodó al cuadro gimnástico en la primera mitad, y el terreno de juego soportó como pudo las inclemencias meteorológicas que con anterioridad al partido castigaron el municipal de la Devesa.

Después de unos momentos en los que ninguno de los dos equipos hizo méritos para adelantarse en el marcador, una jugada aislada del equipo leonés puso por delante a los locales después de un remate de cabeza de Angulo. Con el gol en contra, la Segoviana reaccionó y pronto encontró el empate por mediación de Álex Conde, que mandó un balón a la escuadra de Ivanildo, después de una intentona previa del propio Conde, que sí pudo desbaratar el cancerbero local. En el último suspiro de la primera mitad, Asier tuvo la oportunidad de mandar a los gimnásticos con ventaja al descanso con un falta directa que no creó excesivos problemas al guardameta berciano.

La igualdad fue la nota predominante en el arranque de la segunda mitad. Con Ivi como jugador más adelantado, la Segoviana pronto tomó el mando, y mostró una mejor cara que en el primer período. La entrada de Abad en el campo otorgó todavía más mordiente al equipo segoviano, que por momentos llegó a agobiar a la defensa leonesa. Con Gómez en el terreno de juego sustituyendo a Ivi, la Segovia volcó todavía más el campo hacia la portería de Ivanildo, pero los locales a pesar del agotamiento de buena parte de sus efectivos, todavía tuvieron alguna ocasión para desnivelar la balanza a su favor.

La Segoviana hizo méritos suficientes para ganar un partido sobreponiéndose a las bajas y después de una dolorosa derrota en La Albuera. El año y la primera vuelta se cierran el próximo domingo ante el Cristo Atlético, un partido en el que no hay más opción que la victoria, porque Arandina y Zamora no ceden, y el objetivo de la primera plaza sigue estando presente.

2018-12-16T17:44:41+00:00 diciembre 16, 2018|

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar