No hay partido fácil fuera de casa

//No hay partido fácil fuera de casa

La Segoviana no supo sacar más de un empate (0-0) ante el Júpiter Leonés en un partido en el que el calor fue el protagonista. El conjunto segoviano mostró madurez para no perder y falta de puntería para ganar tres puntos. Manu González puso en escena el once habitual con la, también habitual, rotación de uno de los dos centrales. Hoy le tocó descansar a Charly. Los cachorros de la Cultu plantearon de inicio un partido con defensa de cuatro y  apretando a la Gimnástica la salida del balón para entorpecer la elaboración del juego.  El partido, en un verde no en demasiadas buenas condiciones, no permitía demasiadas florituras y hasta el minuto 12 no hilvanó la Gimnástica una jugada de mérito colectivo, que culminó con un remate de Álex Conde sin mayor incidencia para el marcador.

Los locales, con menos calidad futbolística de la que puede esperarse de un filial, fue perdiendo poco a poco el ímpetu en la presión y la Segoviana pasó a dominar el choque, pero sin la profundidad necesaria como para generar muchas ocasiones. Un disparo de Asier por encima del larguero y una aproximación con peligro de los locales, fueron el escaso bagaje ofensivo de los primeros 30 minutos, además de una falta que, sin peligro, ejecutó el Júpiter sin poner en problemas a Facundo.

Después de la más que nunca necesaria pausa para la hidratación, la Segoviana intentó retomar las riendas del partido, pero una vez más sin elaborar demasiado el juego. Antes del descanso, un disparo duro de Dani Calleja que salió muy cerca de la portería de Samuel y un remate de Álex Conde, fueron las aproximaciones más peligrosas de la Gimnástica en toda la primera mitad.

La Segunda parte comenzó con un Júpiter desatado, poniendo cerco a la portería de Facundo hasta que una ocasión de Ivi, algo menos participativo que en otros partidos, despertó a sus compañeros. Sin demasiadas ideas y con poca llegada, Manu González dio entrada a Mika para sustituir a Ivi en el minuto 60 para buscar el gol de la victoria. No estuvo cómoda la Sego en ningún momento en un partido en el que apenas pudo elaborar jugada alguna y los Cachorros de la Cultu, con el paso de los minutos, vieron que podían poner en problemas a la Gimnástica. Una ocasión de Romagnoli que resolvió muy mal un contragolpe permitió la apertura de espacios donde la Gimnástica se encontró más a gusto. De esta manera Calleja desbarató la oportunidad más clara del equipo instantes después de la entrada de Domingo que dio empaque a la medular gimnástica.

Con Dani Abad en el campo, Manu buscó más mordiente en ataque y sin embargo fue Diarrá el que pudo marcar si no es porque Rubén se anticipó en el último momento para evitar su disparo. Los últimos minutos de la Gimnástica fueron un ejercicio de superioridad sin premio ante un rival mermado en lo físico y pecando de conservador aunque con algunos chispazos pudo llevar los tres puntos a su casillero.

El empate final fue quizá el mal menor después de comprobar como la Gimnástica, quizá por el calor y seguro por la intensidad del rival, no encontró su juego prácticamente en ningún momento. Un punto que mantiene al equipo en la parte alta de la tabla a la espera del primer gran partido de la temporada, el próximo sábado ante el Real Ávila.

2018-09-22T17:22:30+00:00 septiembre 22, 2018|

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar